8 de Marzo. Día Internacional de la Mujer

Mujeres que inspiran, conectadas en procesos de creación, innovación y movimiento.
Mujeres que lograron superar sus límites y alcanzar sus sueños, los sueños de muchas.
Mujeres únicas, cada una en su rol, maravillosamente inspiradoras.
En el Día Internacional de la Mujer queremos recordarlas, no solo a ellas, sino a todas y a cada una de las mujeres que sueña, desea y se esfuerza por lograr lo que anhela.
Muy feliz día!!

CECILIA GRIERSON

Primera mujer en Argentina que recibió su título en una carrera universitaria, y según algunos registros en Latinoamérica.

En 1889 se graduó en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Buenos Aires y fue la primera mujer argentina en ejercer la medicina ginecológica.

Maestra, médica y una referente indiscutida en la historia de la lucha por los derechos de las mujeres.

Nació en Buenos Aires (Argentina) en 1859 y murió en 1934.

ELISA BACHOFEN

Elisa Beatriz Bachofen fue una ingeniera argentina. La primera mujer diplomada en ingeniería civil en Argentina y en América del Sur en 1918. Activa feminista fue una de las socias fundadoras de la Unión Feminista Nacional en 1918.
 “…siendo indispensable dar a la mujer una enseñanza técnica que la capacite mejor para la tarea que le incumbe cumplir, como ama de casa, guardiana del hogar, miembro de la sociedad, y como gestora y educadora de la humanidad, he creído indispensable se atienda cuanto antes a tal enseñanza, la que no solo ha de propender a la conducción científica del hogar,  sino hará surgir nuevas orientaciones


MARÍA REMEDIOS DEL VALLE, la madre de la Patria.

Una de las pocas mujeres militares reconocidas con el grado de oficial en las Guerras de la Independencia y la única mujer en ser nombrada capitana del Ejército del Norte.  Pertenecía a un grupo llamadas «niñas de Ayohúma», aquellas que asistieron al derrotado ejército de Manuel Belgrano en la batalla de Ayohúma.


ROSARIO VERA PEÑALOZA.

Pedagoga y educadora argentina. Su plena dedicación a la educación común y, en especial, a la creación de los jardines de infantes y al perfeccionamiento de sus docentes y de este nivel educativo la destacó en la primera parte del siglo XX en Argentina. Recorrió Argentina para impulsar la enseñanza, dictó cursos y conferencias y transmitió las nuevas técnicas en la creación de bibliotecas.

CAROLA LORENZINI, La Paloma Gaucha.

En 1931, tras muchas cartas y reiterados pedidos de ingreso la aceptaron en el Aero Club Argentino de Seis de Septiembre. El curso de instrucción la llevó a gastar todos sus ahorros y vender sus pertenencias, incluida su bicicleta.

Obtuvo finalmente el carné de aviador civil en 1933. Años más tarde, se convertiría en la primera mujer en obtener el título de instructor de vuelo en América del Sur y en 1941 le otorgaron la licencia para servicio público comercial.